Deprecated: ¡El gancho wp_smush_should_skip_parse está obsoleto desde la versión 3.16.1! Usa wp_smush_should_skip_lazy_load en su lugar. in /hosting/www/tcastillo.es/public/wp-includes/functions.php on line 6031 Deprecated: ¡El gancho wp_smush_should_skip_parse está obsoleto desde la versión 3.16.1! Usa wp_smush_should_skip_lazy_load en su lugar. in /hosting/www/tcastillo.es/public/wp-includes/functions.php on line 6031

Dudas sobre la rueda de repuesto

¿Es obligatorio llevar la rueda de repuesto?

Nos encontramos ante una pregunta controvertida con difícil respuesta. El Reglamento General de Vehículos  establece que todo vehículo debe ir preparado para que, en caso de pinchazo, poder reiniciar la marcha. Sin mencionar en ningún momento una obligatoriedad de usar la rueda de repuesto.

Como en la legislación vigente no queda del todo claro la obligatoriedad de llevarlo, si que debemos remitirnos a otros documentos y normas. No llevar algún elemento que pueda ofrecer ayuda en casa de pinchazo, por ejemplo, nos puede suponer una multa de unos 200€.

¿Hay que cambiar la rueda de repuesto si no se usa?

Los neumáticos es una de las partes de nuestro vehículo que más se deterioran con el paso del tiempo y el uso. Y el quinto neumático suele ser el gran olvidado. Qué la rueda de repuesto esté guardada no significa que no se pueda deteriorar debido a, por ejemplo, cambios de temperatura y falta de movimiento. En cualquier caso, y como norma general, debes cambiar este neumático pasados los 8 años.

¿Existen diferentes tipos de rueda de repuesto?

En el caso de un problema en la carretera de las circunstancias planteadas, sugerimos 5 alternativas:

  1. Rueda de repuesto del mismo tamaño, con la que no tenemos limitación de distancia ni de tiempo realizado.
  2. Rueda de repuesto reducida o equivalente, que supone un ahorro de peso y espacio y que permite continuar la marcha con pocas preocupaciones. Sin embargo, debemos tener en cuenta que no es posible pasar la ITV con este tipo de neumáticos en el mismo eje, pero si siendo equivalentes por parejas.
  3. La rueda de repuesto temporal o ‘galleta’ es la solución más de emergencia de todas y su uso es estrictamente temporal.
  4. Otra opción, al margen de las ruedas de repuesto, son los sistemas de reparación de pinchazos, que se componen de un fluido autosellante y una bomba de hinchar. Al igual que en el caso anterior, tan sólo resulta útil de forma temporal y es absolutamente inútil en caso de reventones o pinchazos más contundentes. Ojo! es importante tener en cuenta que los líquidos que componen el kit caducan a los 4 años y que siempre se requieren de acudir a un taller de mecánica para reparar o sustituir el neumático en caso necesario.