¿Qué son las lunas del coche?

Las lunas de los coches son un elemento importantísimo de los coches. Estas lunas son las que permiten que tanto los conductores como los pasajeros puedan tener visibilidad con el exterior del vehículo.

lunas baratas en Madrid

Las lunas de los coches nos permiten poder elegir el aire que queremos que entre del exterior al interior del vehículo

Estas, además de aportarnos la visibilidad necesaria para la conducción, nos permite que nos pueda dar aire natural mientras conducimos sin tener que recurrir al uso del aire acondicionado.

También evitamos que entren bichos, agua de la lluvia, copos de nieve…

Gracias a las lunas de los coches conseguimos evitar, lo máximo posible, que se deforme el techo del vehículo.

TCastillo recomienda reparar o cambiar la luna antes de que se produzca una rotura en su totalidad.

 

Tipos de lunas

Cada coche tiene lunas diferentes ya que cambia el tipo de material y uso.

Existen varios tipos de lunas como:

1.       Lunas de vidrio templado:

Este tipo de lunas están formadas por un material mucho más resistentes al resto de lunas. Están compuestas por una única capa con un espesor de unos 5mm, este espesor lo consiguen mediante un proceso térmico a unos 600°C aproximadamente. Cuando tenemos un impacto o accidente, estas lunas, protegen tanto al conductor como a los pasajeros gracias a la dureza de su material. El problema es que, al chocar se hace añicos y hace perder mucha visibilidad.

2.       Lunas de vidrio térmico: 

Por lo general, estas lunas se sitúan en la parte trasera del coche. El material que 

tienen hace que el interior del vehículo permanezca lo más aislado del frío posible. Gracias a ello, evitamos que se formen capas de hielo y de escarcha. De esta manera, evitamos posibles roturas a causa del frío.

3.       Lunas de vidrio laminado:

Estas están formadas por tres capas: dos de cristal y otra de plástico en el medio. Gracias al material de plástico, este modelo, al chocar, son mucho más resistentes que las de vidrio templado. Estas se suelen utilizar para la parte del parabrisas. 

La zona frontal del vehículo es más propensa a recibir golpes más secos, rápidos y fuertes, como por ejemplo una pequeña piedrecita. El hecho de ir a una velocidad mayor y de frente puede romper el cristal con una mayor facilidad y, es por ello, por lo que en la parte del parabrisas se utiliza un material más resistente.

4.          Lunas tintadas:

Lunas tintadas baratas en Madrid

Gracias a las lunas tintadas no serás deslumbrado por los coches de detrás.

Las  lunas tintadas se han puesto muy de moda en los últimos tiempos. Permiten que los pasajeros que van en la parte trasera tenga una mayor privacidad durante su trayecto.

También tienen una mayor protección de rayos UVA porque no les pega el sol de manera tan directa.

Si deciden poner lunas tintadas en la parte del maletero podrás evitar ser deslumbrado por las noches.

Con las lunas tintadas podrás reducir el consumo del vehículo dado que, conserva mejor el frío y el calor.

En el caso de que se tenga un accidente, estos cristales raramente se rompen.

TCastillo es un taller líder en reparación de lunas de coches en Madrid.

 

Consejos sobre las lunas de los coches

  1. Procura llevarlas siempre en buen estado. Estas son muy importante para la visibilidad y seguridad en la conducción. Las lunas de los coches son uno de los elementos que se tienen muy en cuenta a la hora de realizar la ITV.
  2. Intenta mantener siempre la distancia de seguridad con el vehículo que va delante para evitar los chinazos y la gravilla.
  3. Cada cierto tiempo cambia el parabrisas para que no se arañen las lunas delanteras.

TCastillo recomienda que se eviten los cambios brusco de temperatura para evitar la rotura de las lunas. Hay que ir adaptando al coche poco a poco. El cambio de lunas es muy fácil y económico.